NUESTRA FILOSOFÍA

Hablar o escribir bien el idioma de quien nos lee o escucha es un arma poderosa para conquistar al público. Genera empatía por el emisor y por el mensaje transmitido. Mecanismo inconsciente, la receptividad positiva se transforma en una óptima carta de presentación para una interacción exitosa.

Tal estrategia para la eficiencia de la imagen requiere técnica. Pero también ingenio y arte, ya que superar la barrera del idioma es una travesía cultural.

Lo que está en juego en una edición, redacción o traducción es la imagen del cliente. Por lo tanto, cualquier esfuerzo es poco. La precisión es un requisito técnico esencial. Parte de la comprensión absoluta de lo que se quiere decir hasta evolucionar hacia la forma de comunicación adecuada para el público extranjero. En el camino, pasa por la redacción apropiada, sea cual fuere el idioma.

Este es el resumen de nuestra filosofía de trabajo:

Idioma materno y técnica depurada = comunicación plena

La clave para el éxito es el trabajo en equipo. En cada etapa, dos profesionales cuyo idioma materno es el del texto original y el del público al que nos dirigimos son quienes llevan a cabo la tarea.

En una época de comunicación global y al instante, les ofrecemos algo más: un instrumento capaz de permitirle controlar la calidad del producto actual y futuro. Es un servicio pionero, desarrollado con un método propio la evaluación de la comunicación y monitoreo del desempeño en idioma extranjero.